¿Cuándo debo empezar a usar Botox®? (¡Yo desde los 36!)

La toxina botulínica popularmente conocida bajo la marca registrada de Botox ® es un medicamento de prescripción que puede ser solo administrado por médicos. Además de Botox®, se encuentra también en el mercado bajo el nombre de marcas como Myobloc ® , Dysport ® , o Xeomin.

Esta preparación para fines cosméticos (también tiene otras aplicaciones de grado terapéutico ) es una forma segura, probada y de gran aceptación para todos los pacientes, pues mejora de manera considerable la apariencia de las arrugas en el rostro.Esta toxina, aplicada en dosis específicas y por médicos estetas especialistas, paraliza de manera selectiva los nervios que solemos flexionar y que marcan con el paso de los años las arrugas.

Así como hay personas que a los 25 años pueden tener el cabello entrecano y algunas que rondando los 50 todavía no peinan canas, la edad para aplicarse este tratamiento es tan única como cada paciente. Sin embargo, aquí te damos algunas sugerencias que podrían ayudarte a tomar tu decisión, siempre acompañada por el consejo profesional de un médico esteta certificado.

Las arrugas son producto de 4 factores concurrentes: la carga genética, el envejecimiento natural, el movimiento natural de los músculos que al flexionarse repetidamente producen pliegues y dobleces y la exposición al sol; por lo tanto a la hora de decidir aplicarse  Botox®, hay que tomarlos en consideración. ¿Cuándo deberíamos empezar a usar Botox®,? Una consideración de los factores anteriores, en coordinación con el médico especialista de D Medic Spa te dirá cuándo es el mejor momento para ti.

Veamos: en lo que se refiere  la genética, te recomendamos que busques al miembro de tu familia que hace las caras y gestos que todo mundo reconoce en ti (ese mismo que tus familiares o amigos te dicen “eres igual a…” esa tía o primo  de tu familia cuyos rasgos o gesticulación sea similar a la tuya y de ser posible, te lleve unos 15 a 20 años. Ese será un pronóstico relativamente acertado de como tu rostro tendrán la tendencia a arrugarse con el paso del tiempo; especialmente si esa persona no usa Botox® . Observar esta configuración futura de tus arrugas podría ayudarte a prevenir la aparición de esas marcas y arrugas si relajamos el músculo antes de que la arruga empiece a ser notoria. Especialmente es recomendable para el entrecejo y las líneas de la frente. Este podríamos llamarlo Botox® preventivo que ayudará a que las arrugas no se marquen.

El envejecimiento natural hace también que las estructuras de músculos y tejidos que sostienen el rostro, con el paso de los años, la gravedad y la repetición de movimientos, pierdan la capacidad de “regresar” a su lugar, dejando una apariencia cansada, además de las marcas o pliegues propios de las arrugas. Revisa tu rostro relajado en el espejo y analiza si ya las marcas empiezan a notarse sin flexionar los músculos. En ese momento puedes empezar y en algunos casos por recomendación médica, podrías combinar la aplicación de toxina botulínica con rellenos para reparar las líneas ligeras o profundas.

Debemos considerar que la piel está constituida por tejidos llenos de nutrientes, humectación y principalmente agua que con el paso del tiempo vamos perdiendo la capacidad de retener y producir en la cantidad que solíamos hacer cuando fuimos muy jóvenes o niños. En este proceso influyen tanto los años como el envejecimiento por factor de exposición al sol; por lo cual es sumamente importante que siempre utilices una pantalla o protector solar para proteger tu piel no sólo de las manchas. Vale la pena también usar con lentes amplios que cubran hasta el entrecejo y hasta sombrero, de manera  que evites “fruncir el gesto”. También es importante no exponer tu cara al sol de manera innecesaria porque esto pronunciar las arrugas. Aunque el Botox® no tiene un tratamiento específicos para las pieles maltratadas por el sol, combinado con tratamientos como Plasma Rico en Plaquetas (PRP), rellenos, o Hydrafacial®, la apariencia del rostro, su lozanía y aspecto descansado puede mejorar dramáticamente.

Te esperamos para evaluar específicamente tu caso y que decidas de una vez por todas, sacarle el mejor partido a la apariencia de tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *