5 cosas para maximizar tu visita a D Medic Spa

1. Mentalízate: Asume de manera asertiva que este es un tiempo que te has dedicado para ti. No hay mejor inversión que la haces en tu persona. Piensa que necesitas esta recompensa y es un regalo para todas esas largas horas de trabajo en la oficina, como mamá, en el negocio y visitarnos es un premio al gran trabajo que siempre haces. Te lo mereces.

2. Respira, no duele. Quizás sea la primera vez que te aplicarás botox, te darás un plasma rico en plaquetas o te harás un relleno para mejorar la turgencia y forma de tus labios, seguramente te sientes nerviosa o piensas que sentirás dolor. Aunque el umbral de dolor varía de persona a persona, los tratamientos no quirúrgicos que realizamos en D Medic Spa son casi indoloros, esto se debe a que utilizamos las técnicas más avanzadas de aplicación y cuando se trata de un infiltraciones o inyecciones utilizamos anestesia local para que la sensación sea mínima.

3. Programa tu cita entre semana y más temprano. Siempre queremos dejar nuestra visita al Spa o nuestros asuntos personales como la última cosa en la lista del día, cuando en realidad deberíamos dedicar más tiempo a nosotros mismos y ser lo primero que hagamos. Hay tratamientos cuya naturaleza implica que te mantengas con la cabeza erguida o sentada durante al menos ocho horas, por lo que se recomienda que los hagas tan temprano por la mañana como sea posible. Los faciales, masajes u otro tipo de tratamientos también son recomendables hacerlos por la mañana porque encontrarás un spa menos concurrido, terapeutas iniciando su jornada y tú misma estarás más descansada y más fresca, lista para recibir los beneficios de tu sesión.

4. Sé puntual.  Dicen que la puntualidad es privilegio de los reyes. En la medida de lo posible trata de llegar al menos cinco minutos antes del inicio de tu cita de esta manera podrás relajarte, usar el servicio, quitarte los accesorios; responder el último mensaje de tu celular, inhalar y exhalar y prepararte para disfrutar tu sesión de masaje o tratamiento. Además recibirás todos los beneficios, sin prisas de tu cita. Recuerda: las citas normalmente duran entre 50 minutos y una hora, si te retrasas ese tiempo tendrá que ser descontado de tu propia cita; así que a nadie le beneficia que no llegues a temprano.

5. Sí. Apaga tu celular. Es muy recomendable. Por respeto a tu tiempo, al espacio que te dedicas en tu agenda, al tiempo de otras invitadas en otras cabinas y hasta por tu tranquilidad mental siempre es mejor que apagues tu celular para que no te distraigas queriendo ver las últimas notificaciones de Facebook  o recibir llamadas inesperadas. Si necesitas estar localizable por alguna emergencia extraordinaria, dile a esa persona de confianza dónde estarás y si necesitan localizarte, que lo hagan directamente en el Spa, con gusto podemos recibir la llamada en caso de que sea necesario para no interrumpir tu tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *